El regalo

El regalo

Ser un regalo perfecto es difícil. Ver los nervios ansiosos de la persona regalada, abalanzándose hacía ti con la velocidad de Bolt, para descubrir lo que contiene tu envoltorio. A su vez sientes otro tipo de nervio, el de tu regalador. Ya sea con el sudor frío en la nuca del marido esperando que su amada este satisfecha con el obsequio o la mano temblorosa de la hija deseosa de regalarle una ilusión conmovedora a su madre por su cumpleaños.

Ese momento, el momento previo a abrirlo, es el de más tenso en la vida de un regalo. Siempre temes que no seas el acertado y que la persona no reaccione bien o incluso que tiren a los dos minutos a la basura. Sin embargo, merece la pena por los momentos posteriores, cuando todos esos sentimientos se evaporan y pasa a respirarse agradecimiento, satisfacción, y halagos para ese objeto que se da sin ninguna contraprestación a cambio, como burlándose del mismísimo Adam Smith.

El regalo perfecto

Por todo ello, no hay mayor sueño para cualquier objeto que aspire a ser regalo que pertenecer a la enorme lista de éxitos de GiftUp. Ellos sí que ahorran a cualquier joya, viaje o libro cualquier duda inicial e incertidumbre sobre la idoneidad del objeto y la persona, y eso, es mejor que cualquier manzanilla para tranquilizarte. Cuántos regalos han respirado aliviados de saber que son justo lo que las personas necesitan y no va a producirse el bochorno espectáculo de ser aceptados con una sonrisa forzada o un gracias deshonestamente seco. O peor aún, o ser víctimas del regifting, vagabundos que nadie quiere hacer ni que se los hagan, pero acaban siendo nómadas del bienquedismo.

Así que yo, como regalo GiftUp, hago un llamamiento a todos los regaladores del mundo para que incluyan a miles de mis compañeros en la memoria de sus regalados como algo único y especial que siempre recordarán.

Disfraz de Spiderman. Regalo de Cumpleaños.